¡Mucho más que PAPEL!

¡LuzdePapel es mucho más que papel!

Hoy os he escrito un post que hace mucho que quería escribir. El tema de hoy va sobre materiales que usaba y los que uso ahora y sus calidades.

Como os he contado en otras ocasiones la primera lámpara de LuzdePapel nació de un dibujo en un papel vegetal y al ver como la luz lo atravesaba empecé a colorear y probar. Luego experimenté con diferentes papeles, vi como reaccionaban a las diferentes técnicas gráfico-plásticas, si perduraban en el tiempo, si se ondulaban…

Los papeles translúcidos eran idóneos, pero algunos muy frágiles, otros se quebraban al curvarlos en el montaje de la pantalla, otros no dejaban pasar suficiente luz…

He hecho lámparas de tela, de botellas de vidrio, de madera y puede que haga otras con más materiales. Aunque normalmente, para lo que yo suelo hacer, lo mejor es una lámina translúcida y lisa. Existen muchas lámparas hechas de papel. Tipos de papel, los hay muy bonitos que crean luces muy difusas y ambientes cálidos, pero todos los materiales, sobretodo los orgánicos, sufren cambios con el transcurso del tiempo.

Con los años he podido comprobar que algunos de los papeles que en un principio parecen perfectos para realizar una lámpara son algo frágiles. Unos a los meses se ondulan , otros después de estar un tiempo en tienda o en el salón de tu casa ya no tienen el mismo color. Y otros simplemente se rompen por un pequeño golpe.

Todo esto depende de la humedad del clima, el calor de la bombilla, y los traviesos de la casa claro. Por eso decidí buscar y buscar hasta dar con la solución. Después de tantear más de un sitio, decidí comprar directamente el material a una fábrica de pantallas de lámparas de mi localidad.

Tuve que gastar mucho dinero porque además de que el metro cuadrado es más caro, tenía que comprar más cantidad. Al fin y al cabo creo que en eso consiste mejorar, invertir esfuerzo ya veces dinero.

Estos materiales nuevos que ahora uso para las lámparas de mis colecciones están fabricados en Cataluña. Han pasado controles de temperatura y resistencia y tienen el certificado de filamento. Por eso son más adecuados que algunos papeles. El resultado de estos materiales son mucho mejores y más resistentes.

La de veces que me han dicho “quieres ésta estructura de la lámpara de _gran superficie a la que todos hemos ido_ que se me rompió porque el gato le dió un toque, o no resistió a la mudanza, o el niño la agujereó jugando…”

Con todo esto vengo a deciros que a veces el nombre “LuzdePapel” puede crear confusiones. Decir que son “lámparas de papel” puede desprestigiar el producto. Se podría malinterpretar y pensar que es más frágil de lo que es.

Por eso digo que LuzdePapel es mucho más que papel, ya que, el nombre remite a los inicios y me gusta mucho y no se me ocurriría cambiarlo. Pero ahora, es solo el nombre de mi marca. Una nombre que abarca varios tipos de producto, no solo pantallas para iluminar. Ya os contaré en otro post esto dentro de poco. Las pantallas que produzco no son de papel “al uso”. Son pantallas preparadas con varias capas de distintos materiales (en algún caso la última capa, la exterior, sí es de papel, previamente tratado) pero preparadas para su uso específico y con controles de calidad.

Quizás creéis que le doy mucha vuelta al tema y exagero pero como son mis queridas creaciones, y las cuido como si fueran mis hijos tenía muchas ganas de aclarar este detalle. Un detalle que diferencia los inicios del presente y la mejora de acabados y calidades en la que no dejaremos de trabajar porque siempre se puede mejorar un poquito más.

 
Marta LópezLuzdePapel

 

 

 

 

 

Comments are closed.